Mancomunidades

Las mancomunidades son una de las modalidades legalmente previstas para articular de forma orgánica y personificada la cooperación entre municipios y entidades locales menores para la ejecución, de modo compartido y a través de la institución creada, de obras y servicios determinados de su competencia. Se las considera como Entidad Local en el artículo 3.2. de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local..

Las mancomunidades de municipios se definen como entidades institucionales constituidas por la asociación voluntaria de municipios. Se diferencian de los consorcios porque se integran en ellas municipios y entidades locales menores exclusivamente. Tienen personalidad y capacidad jurídica propias, distinta de la de los entes asociados, para el cumplimiento de sus fines específicos, y se rigen por sus propios Estatutos.

Respecto a estos, han de regular el ámbito territorial de la entidad, su objeto y competencia, órganos de gobierno y recursos, plazo de duración y cuantos otros extremos sean necesarios para su funcionamiento. En todo caso, los órganos de gobierno serán representativos de los ayuntamientos mancomunados.

Siempre que lo permitan las normativas de las Comunidades Autónomas afectadas, podrán integrarse en la misma mancomunidad municipios pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas.